5 Respuestas Fundamentales Frente a un Conflicto

¿Quién soy Yo frente a un conflicto?

¿En qué momento una situación se convierte en un conflicto y perdemos la paz?.  Pero no solo eso, al perder la paz perdemos también la claridad, la objetividad y nuestra capacidad creativa.

Recuerdo la historia de Laura, madre soltera. Su único hijo le informa que ha decidido irse a estudiar al extranjero. Ganó una beca y eso le representa una gran oportunidad de desarrollo. Laura enloquece ante la idea de separarse de su único hijo.

También recuerdo la historia de Alejandro, quien pasa por el último filtro de entrevistas para ganar el trabajo de su vida. No fue nada fácil llegar hasta donde está. Se enfrentará a cinco candidatos, la cita es en Chicago. Llega al aeropuerto y le informan que todos los vuelos a Chicago están cancelados y no habrá salida hasta el día siguiente. Alejandro se le echa encima al gerente de la aerolínea.

Así vivimos a diario. Reaccionando ante cualquier estímulo, sin observarnos, ni ser conscientes de cómo, y desde dónde, estamos respondiendo.

Nuestra forma de reaccionar  habla mucho más de nosotros, que nuestra propia biografía. 

Te compartiré una herramienta que ofrece el modelo educativo de Semiología de la Vida Cotidiana que te ayudará a auto-observarte para manejar con más inteligencia tus reacciones. Se trata de LAS 5 RESPUESTAS FUNDAMENTALES FRENTE A UN PROBLEMA. Conocerlas te servirá para:

  1. Resolver problemas objetivamente.
  2. Mantener la paz frente a los problemas.
  3. Observar tu reacción, lo que te permitirá resolver tus temas pendientes (intolerancia, falta de aceptación, irritabilidad… etc.).

Las tres primeras, de estas cinco respuestas, proceden de la incomprensión y son generadas por el miedo: las otras dos proceden de la comprensión y son generadas desde la paz. Aquí Las Cinco Respuestas Fundamentales Frente a un Problema:

INCOMPRESIÓN

1. REBELDÍA MANIFIESTA.  ¡A Laura le acaba de decir su único hijo que piensa irse a estudiar al extranjero! Laura esta desquiciada, pero no solo eso, se lo hace evidente, monta en cólera, se le echa encima. Su molestia, es notoria. En esta respuesta me opongo de tal manera que no permito que algo ocurra y realizo una acción en contra de aquello que me molesta.  “¡Es no, y háganle como quieran!”.  En este punto estás en la incomprensión y el miedo y una cascada de emociones negativas limitará tu capacidad creativa.

2. RECHAZO INTERNO: En esta respuesta no hay oposición manifiesta, pero por dentro sientes que te quemas. Es decir, estás consciente de que lo rechazas pero no lo manifiestas, quizá guardas silencio o te encierras, pero sabes que es algo que verdaderamente te molesta.

3. RESIGNACIÓN PASIVA: en esta respuesta crees haberlo aceptado y dejas que fluyan las circunstancias, sin embargo, sigue habiendo desaprobación interna inconsciente. No haces nada. Aprendiste a vivir con el problema.

Si estás en cualquiera de estas tres respuestas quiere decir que hay algo de tí (reacción) que aún no has comprendido.

¿De qué otra manera le puedes dar lectura a lo que ocurre? ¿Cómo  pasar de la cultura de la incomprensión y el miedo y acceder a un estado de inteligencia emocional y racional que nos permita resolver un problema en paz?

Hay dos respuestas diferentes que emergen desde la Paz y la Comprensión:

4. ACEPTACIÓN PLENA: es una celebración frente al principio de realidad. Lo que sucede no nos provoca ninguna emoción negativa. Somos conscientes de lo que sucede y podemos verlo sin engancharnos. Hay realmente libertad para responder desde lo que es.   –Laura recibe la noticia de su hijo, se marcha a estudiar al extranjero, sabe que es momento de que su hijo vuele y que vendrán las mejores cosas para él. Se emociona, siente el momento desde la comprensión y pasa a la siguiente y última de las respuestas:

5. TRANSFORMACIÓN CREATIVA. En esta etapa asumimos lo que ocurre: la cancelación de un vuelo, la decisión de un hijo de estudiar en el extranjero, el tráfico lento, la pérdida de un trabajo, incluso, la muerte de un ser querido.  Asumimos la situación para desarrollar nuestra conciencia y transformamos el evento en la medida de lo posible.  Desde este lugar surgen respuestas como: “Hijo, cómo te ayudo… ¿De qué manera puedo facilitar tu viaje?. ¡Me encantará ir a visitarte!”.

¿Qué ocurrió?

Se elevó mi capacidad de respuesta,  lo que permite la expansión de mi capacidad creativa y el manejo consciente de mis emociones.  Quizá en este momento le estés dando vuelta a una situación desde las tres primeras respuestas: desde el miedo y la incomprensión. Respira y pregúntate: ¿Qué tengo que aprender de esto?.  Elimina el juicio ante el hecho y salta a las dos respuestas siguientes que surgen desde la paz: Aceptación Plena: observar el hecho sin juicio para transformarlo creativamente.

Share:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *