Hablar en público
¿Sudas en exceso antes de hablar? Revisa tus creencias.
15 marzo, 2016
0
,

Genaro entró a mi clase con la idea de mejorar sus habilidades para comunicar y dirigir juntas de trabajo… hablar frente a los demás, hablar en público… estaba seguro que algo no marchaba bien, se lo decía el excesivo sudor en su cara, excesivo… No recuerdo a nadie en mis clases sudando de tal manera, específicamente en la cara.

En su primera práctica que consistía en pararse frente a un grupo de desconocidos durante un minuto, en una sala con aire acondicionado, en un viernes de invierno… sudó como si fuera la una de la tarde del día más caluroso del verano.

Cuando le pregunté qué pasaba, sus respuestas, condicionadas por sus creencias, fueron: “Nada, siempre sudo”, “Fui al doctor y me dijo que pues, ya era normal en mí, que no era malo”, “Siempre me pasa, por eso siempre traigo un pañuelo”… estas y más respuestas del mismo tipo.

Yo sabía que no se trataba de Hiperhidrosis, una enfermedad que se caracteriza por un exceso crónico de sudoración,  producido, al parecer, por un fallo del sistema nervioso que origina en el organismo una mayor producción de sudor del que realmente se necesita para regular la temperatura corporal. Yo intuía que no era eso.

¿Cómo podía saberlo?

Lo he visto a lo largo de estos años y lo noto, específicamente, en la mirada y la corporalidad de una persona que habla mucho más que lo que dice con sus palabras.

En su segunda práctica, que implicaría estar frente a los demás hablando de un tema específico, le dije a Genaro: “Puedes sudar todo lo que quieras, suda todo el sudor posible, deja a un lado tu pañuelo, suda, suda y suda, que aquí nadie te va juzgar”.  En esta segunda práctica Genaro sudó menos, mucho menos y en su última práctica, Genaro, no sudo una gota.

¿Qué ocurrió?

Trabajamos, como en muchos casos, con su sistema de creencias y en la eliminación de juicio.  ¿Qué significado tenía para Genaro estar expuesto frente a los demás y ser visto? era evidente que, para él, el significado era negativo: fracasar, ser juzgado y criticado.

Genaro aumentó su nivel de confianza y le quitó la sabana al fantasma: hablar frente a los demás también es una OPORTUNIDAD de demostrar lo que sabes y lo que crees. Es además una gran oportunidad de CRECER y proyectar una personalidad segura.  Cuando Genaro hizo suyo este nuevo decreto desaparecieron sus gotas de sudor.

La experiencia no es la que te hace sudar, sino lo que CREES que significa esa experiencia.

 

 

 

 

About author

Artículos relacionados

/estos artículos también podrían interesarte

los_miedos_mas_comunes_en_las_personas_9

¿Existe el miedo a hablar en público?

Genaro entró a mi clase con la idea de mejorar su...

Leer más...
SpeakingPublicly_Op3

¿Qué meter en un discurso que haga que pase algo con la audiencia?

Genaro entró a mi clase con la idea de mejorar su...

Leer más...
1-how-to-sell-ideas

El arte de vender una idea

Genaro entró a mi clase con la idea de mejorar su...

Leer más...

There are 0 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *